Header Ads

Don Andres Mexican QBT: ¡La mejor comida mexicana que podrías pedir en Wellington!

Cuando me mudé a Nueva Zelanda, después de ser sorprendido con comida (exótica para mí) de lugares como Indonesia, Malasia, Tailandia y otros, tuve la necesidad de volver a los sabores de América Latina.

Un día, mientras compraba todos los domingos en el mercado local de agricultores en Wellington Waterfront, vi la bandera mexicana ondeando al viento. Me acerco y veo que dice "Tacos y burritos, picante como un mexicano". También noté que tenía dos contenedores con tenedores. Uno para diestros y otro para zurdos. ¡Allí ya me di cuenta de que estaba enfrentando al personaje más entretenido!

Si bien la comida mexicana es bastante diferente de la comida argentina, se siente más como algo cercano que, por ejemplo, un Pad Thai. Entonces decidí acercarme para pedir un burrito de pollo.

Por supuesto, sabiendo que eran latinos, pedí mi comida en español. Lo primero que sucedió fue que Don Andrés, el dueño del puesto de comida, se burló de mi acento argentino. Me burlé de su acento mexicano, nos reímos, hablamos un poco sobre nuestra querida América y, desde ese día, cada vez que paso y lo veo, no pierdo la oportunidad de saludarlo.

Más tarde descubrí que, además de estar presente todos los domingos en el Waterfront, también tiene un lugar muy fresco en otro lugar bastante cerca. ¡Es como el lugar oficial y está allí todas las semanas! Mejor aún, está cerca de mi oficina, por lo que siempre es una oportunidad ideal para comer deliciosa comida mexicana con vista al mar.

Y, cuando digo deliciosa comida mexicana, ¡déjenme decirles que no estoy exagerando! Es lo más auténtico que encontrará en Wellington, Nueva Zelanda, si está buscando comida tradicional, como la hecha por una abuela o, en este caso, un padre mexicano y trabajador.

Siempre toma tiempo para interactuar con los clientes y siempre hace reír a la gente. Tiene esa chispa que no es fácil de encontrar en las personas. Por lo tanto, esto hace que la experiencia sea extremadamente completa: obtienes bromas, risas, deliciosa comida y la vista panorámica del puerto. También vale la pena mencionar que las porciones son MUY generosas. Siempre, después de comer un "burrito bien chingón para mi amigo Argentino" como él dice, tengo más ganas de echarme una siesta en la playa que volver al trabajo.

Puedes pedir la comida más o menos picante, según tu gusto. Yo, como el argentino, no estoy muy acostumbrado a los niveles épicos de picante que manejan los mexicanos, por lo que siempre decepciono a Don Andrés pidiendo mi burrito no tan picante. Puede elegir entre varias carnes, y el ENORME burrito y cortado por la mitad se acompaña con una rica ensalada para contrarrestar el resto.

Así que ya sabes ... si estás cerca de la costa, ansiando comida mexicana real, no pierdas la oportunidad de visitar a Don Andrés y reírte un poco con él. Presta atención a mí ... intenta preguntarle, en español, "Un burrito bien caliente!"

¡Aquí les dejo el lugar para ustedes, mis amigos entusiastas de la buena comida!
Con tecnología de Blogger.