Header Ads

Ser geek en una isla: Cosas buenas y malas de vivir en Nueva Zelanda para un fan de la tecnología.

Nueva Zelanda playa
No les voy a mentir: Cuando supe que me venía a vivir a Nueva Zelanda, lo primero que busqué fue precio de videojuegos, de consolas, cómo funciona internet y qué tan fácil se accedía a la tecnología que uno esperaría encontrar en un país como este. Al carajo eso de buscar cómo funciona el sistema de salud o el costo de vida, no me importaba. Para qué necesito comida si tengo un 2x1 en juegos de Play?

Siguiendo con este ataque de sinceridad, les confieso que no tenía mucha idea de Nueva Zelanda en sí, su infraestructura y qué se cocinaba por estos lugares. Sabía que nos rompen el orto en rugby siempre que juegan los All Blacks y los Pumas, que eran medio australianos y que los Maoríes eran gigantes.

Irían a estar atrasados en las modas Gamer? Internet sería una basura? Los precios serían como en Estados Unidos? Las búsquedas en Internet arrojaban algunos datos un tanto perturbadores. El peor, sin dudas, fue el de Internet. Las notas decían que básicamente era como conectarse por dial-up a una papa. Por todo eso del aislamiento en el que se encuentra el país, flotando en el Pacífico y lejos de esos poderosos cables de internet.

Afortunadamente, ese tipo de noticias eran obsoletas. Internet funciona como en cualquier país del primer mundo. Los videojuegos están muy difundidos, con el hijo oceánico de GameStop que es EB Games y la tecnología, si bien con sobreprecio, está. Les paso a contar mis experiencias y hallazgos, como buen geek suelto por estas tierras!

Internet es una maravilla, el ping para jugar con latinos...no tanto.


Este punto va a requerir un poco de tecnicismos. La cosa va más o menos así...agarrate de la nalga izquierda: Cuando jugás online, hay dos factores que van a determinar si nuestra experiencia es un paseo por el bosque o si va a terminar con nosotros tirando nuestra Playstation al fondo marino al haber perdido un partido de PES por culpa del lag.

La primera es qué tan buena es tu conexión, por supuesto. Si tu velocidad es un completo asco, va a sudar como Elvis en sus años de gordura extrema. El siguiente factor es uno interesante...y es el ping. Así es amiguitos. Por más que puedas ver nopor en 4D con realidad virtual y descargarte series en un milisegundo, si el ping es alto tus partidas online van a ser una mierda. Ahora bien, el ping está dado por, entre otras cosas, tu velocidad...lo que les mencionaba antes. Pero también por la cantidad de saltos entre routers, proxies, switches de red y demás yerbas para llegar a destino. 

Yo juego mucho con norteamericanos, sin problemas. Se ve que las conexiones buenas de ambos países permiten este tipo de experiencia. Lo mismo con Australianos, Japoneses y Coreanos. 
Cuando intento jugar con amigos de Argentina...ahí la cosa se pone un poco más peluda. Suelo tener un ping (o ellos en caso que se conecten a servidores de Australia o Nueva Zelanda) que hacen que las partidas sean más una excusa para hablar de la vida que disfrutar del juego, que se relega a risas por lo mal que va. 

Sumado al ping, que es una pinga para jugar con amigos latinos, también está el horario. Nueva Zelanda tiene unas 15 horas de diferencia con Argentina. Por lo que mi mañana es la tarde de amistades argentas, mi tarde es su madrugada y mi madrugada es su mañana. Coordinar es un auténtico parto. Es algo a tener en cuenta cuando uno toma estos rumbos.

Para ser tan pocos habitantes, aman desarrollar y jugar videojuegos!

local de videojuegos en Nueva Zelanda

La escena local es muy activa. Hay muchas empresas desarrolladoras Indies y más grandes también, de bastante éxito. Se hacen Game Jams a menudo, juntadas para jugar Super Smash Bros Ultimate, Mario Kart Deluxe y otras cosillas online. 


A ver...yo vivo en Wellington, la capital. Lugares como Auckland o Christchurch seguramente tengan el mismo o más nivel de actividad al ser ciudades muy grandes. Pero tengan en cuenta que la mayoría de ciudades y el país si vamos al caso, es pequeño, tranquilo y con gente más enfocada en ver cómo está el mar para pescar que para jugar. A lo que voy es...si sos un geek y necesitás tener esa movida en tu ciudad para vivir feliz, deberías apuntar solo a las ciudades que mencioné si esperas encontrar algo. Lo mismo va para aquellos que quieran desarrollar videojuegos y codearse con otros game devs indie, artistas gráficos y sonidistas. Mantenerse en la capital o las otras dos ciudades grandes es clave para estar al día. 

Dos datos no menores: En EB Games encontrás ofertones pero de los buenos eh. No esos atrapabobos que solemos sufrir en América Latina. Desde promociones en juegos nuevos a ofertas en usados, es el paraíso para la compra gamer. 

El otro dato es que los lanzamientos importantes suelen ir acompañados de eventos muy copados con el personal disfrazado para la ocasión, juegos en el local sobre la temática del lanzamiento y premios. Cuando compré el Red Dead 2, habían tuneado todo al estilo lejano oeste y pusieron varios juegos con pistolas nerf de tiro al blanco. Estuvo espectacular para los que todavía somos niños!

Los juegos de mesa MANDAN en Nueva Zelanda.

Juegos de mesa en Nueva Zelanda

Algo que me llamó y me sigue llamando muchísimo la atención es el amor que tiene esta gente por los juegos de mesa. Si tuviese que contar la cantidad de locales y casas de juegos de mesa que hay contra los de videojuegos...estos últimos quedan atrás cómodos. Yo tengo una teoría, y es que culturalmente están más habituados al ser una isla y que los videojuegos sean algo más reciente. Lo nuevo y lo viejo parece coexistir en este país de maneras muy extrañas. También es cierto que el clima es impredecible y las juntadas a jugar juegos de mesa deben haber sido un buen pasatiempo por muchísimos años, cosa que quedó instaurada en el colectivo gamer.

Algo que parece ayudar a los juegos de mesa, además del clima y el aislamiento geográfico, es el tema social. Cuando vos vas a comprar un juego de mesa, generalmente podes tomar un café, comer algo y jugar con gente en el mismo local. Además, estos espacios son muy activos, con eventos y cosas pasando todas las semanas. Si te gustan los juegos de mesa...este país es para vos! Y sino, andan acostumbrándote!

La última tecnología está...un poco cara.

Les dije un par de veces en los anteriores puntos que esto es una isla y que está aislado? Bueno...adivinen qué pasa con los precios de la tecnología que se tiene que importar? Así es! Se encarecen bastante! Si yo tuviese que comprar precios con, por ejemplo, Argentina, no está tan lejos en dólares americanos. La diferencia es que el poder adquisitivo en este país es muy superior al de Argentina. 

Una Playstation 4 Pro nueva y con un juego recién salido, hoy por hoy, te sale 640 dólares kiwis que serían unos 18960 pesos argentinos y eso son unos 423 USD. Obvio que encontrás más barato si buscás.

Precio Playstation 4

Un iPad 11, el nuevo con 256 gigas de memoria interna, está unos 1580 dólares kiwi. Eso serían 46823 pesos argentos y 1045 dólares americanos si me estás leyendo de otro país y querés hacer la conversión.

Precio iPad

A lo que voy es que no es como en Estados Unidos que te compraste un pancho y por unos billetes más tenés un iPad. Acá la cosa está relativamente más cara que en otros países como Europa, Asia y Norteamérica. Así que si te gusta tener el último iWatch, iPhone o consola...vas a tener que pagar su justo precio por haber sido importado a este lugar remoto lleno de aves raras. 
Con tecnología de Blogger.