Header Ads

Hi Score Girl: Una carta de amor a la nostalgia del Gamer de los 90s

Hi Score Girl

Kia ora muchachada gamer y geek de todas las especies! Hoy les vengo con una recomendación. No soy de recomendar cosas seguido, no al menos acá en el blog. Pero me gustó tanto ésto y es tan para treintañeros nostálgicos de los videojuegos, que sentí la necesidad de pasarles la data. Ustedes tomen este regalo suculento y hagan lo que les parezca con él!

Hi Score Girl - Netflix: Una carta de amor a los videojuegos de los 90 en Japón.


Hi Score Girl Netflix

Debo reconocer que, cada vez que me aparecía esta serie sugerida en Netflix, la estética me provocaba rechazo y la pasaba de largo como un campeón. No fue hasta la semana pasada que, leyendo mi feed de noticias y cosillas del mundo geek, vi varios posteos y noticias recomendado este animé de Netflix. Tampoco soy un fan del animé per se. No me pongo a ver cualquier cosa en búsqueda de waifus y momentos kawaii. Pero lo que se decía de esta obra adaptada del mangaka Oshikiri Rensuke me gustó.

Para los que no saben, yo ya pasé mis 30 veranos. Me críe en la era previa del NES (conocido como Family Game en Argentina) y las recreativas. Cuando me iba a vacaciones a Pinamar con mi familia, el ritual mañanero era ir con mi padre y, mientras él tomaba un café y desayunaba leyendo el diario, yo me castigaba con el Samurai Shodown 2 en la sala de arcades de la ciudad.

También estaban el Cadillac & Dinosaurs y varios más. Y cómo olvidar la sorpresa que me causó ver cuando entré a un salón de juegos y estaba el nuevísimo Mortal Kombat II! Pregunté todo inocente y recuerdo que un pibe más grande me respondió onda "pfff...si tarado, obvio que es el 2!". Ojalá ese pibe tenga herpes en el ojo hoy.

Hi Score Girl animación

La premisa de la serie es simple a primera vista. Es el desarrollo de un par de personajes a través de los años, mientras van vivenciando la evolución de los videojuegos (principalmente de lucha y beat'em ups) y lidiando con cosas propias de la sociedad japonesa. Que a qué escuela vas a entrar, qué tenés que ser excelente con las notas en el boletín, que si jugás videojuegos sos un fracasado, etc. De hecho, y ya con un ojo más crítico, el animé hace una crítica social a esa estructura rígida japonesa y a cómo eso genera malestar en sus jóvenes.

Esto se manifiesta clarísimo en una de sus protagonistas, Akira Ono, la cuál es la típica piba que se saca todos diez, que es linda, que todos envidian y es hija de padres ricos con una corporación que, si quisiese comprar a tu vieja, lo haría. La muchacha en cuestión odia las presiones que sufre por parte de sus padres para ser educada y encuentra alivio viciando a todos los juegos que puede en los arcades, ya que obviamente no le compran una consola.

Para no arruinar el encanto de la serie, no voy a entrar en detalles sobre el argumento, pero si decirles que la cantidad de fanservice y referencias a juegos y consolas que marcaron nuestras infancias abundan en cada capítulo. Todo cuenta con imágenes auténticas de cada cosa de la que se habla, cosa que me llevó a pensar en que deben haber tenido que pagar un lindo dinero para conseguir las licencias de todo eso...y algún bardo legal también.

Como les decía, esta línea temporal y avance de los videojuegos se centra más que nada en los arcades de lucha, como Street Fighter 2, pasando por Turbo, New Challengers y todos los que Capcom sacó antes de sacar el bendito 3. Cómo se pasó al 3D con Virtua Fighter y Tekken, con la guerra de consolas entre Saturn y Playstation. Lo mejor es que hay muchísimos juegos que por Occidente ni vimos pasar y en tierras niponas fueron un hitazo, así que es curioso ver qué cosas les volaba la peluca a los japoneses en esas consolas. Decir también que los subtítulos están muy bien, teniendo consideración por los nombres occidentales de las consolas y juegos con algunos errores mínimos propios de diferencias de versiones entre oriente y nosotros. Cosas como llamar Gouki a Akuma, o el famoso Bison siendo Vega, etc.

Hi Score Girl manga

Volviendo al tema de la historia gamer, todo eso está metido de una forma exquisita, sin sentirse forzado y logrando por momentos situaciones muy cómicas con referencias bastante hardcore. Como "la triste decepción de elegir al Ryu marrón cuando se intentó sacar al Akuma secreto en Street Fighter" o Guile dando consejos, representado por su sprite original y todo y a puro Sonic Boom.
Hay un romance boludo como todos los de los animés? Si, pero es tierno. Mucho menos adulto que otros tipo Love Hina y mucho más inocentón. Las caras de los personajes parecen papas? Si, pero termina enganchando el estilo, que tiene un Cell Shading llamativo por momentos con animaciones copadas.

Hace poco renovaron para una segunda temporada en Octubre, así que tienen la primera para fumarsela en pipa más 3 OVAS que no van a encontrar en Netflix y dan un mejor cierre al Cliffhanger de la primera temporada.

TL:DR ? Si sos un treintañero nostálgico de los videojuegos o te da curiosidad cómo se vivió en Japón el auge de las recreativas, mirate este animé que seguro pasás un buen rato!
Con tecnología de Blogger.